Inicio / Columnistas Invitados / Nao y Yorsinio y una innecesaria campaña sucia

Nao y Yorsinio y una innecesaria campaña sucia

FOTO: Cortesía Notas de Wilson
FOTO: Cortesía Notas de Wilson

Por Franklin Onésimo Tavárez Sánchez, M.A.M. /M.A.E.

En Esperanza.-En estos días esta ciudad debate la posibilidad de cambiar su actual alcalde y las opciones en la principal alternativa  de poder que es el PLD y aliados la encabezan el Licenciado Yorsinio Muñoz y no muy distante le sigue el actual ejecutivo municipal,  desde cuyos litorales entiendo que existen algunos colaboradores que requieren con urgencia de mesura en pronunciamientos y acciones publicitarias, a sabiendas de que tras la convención necesitarán unir a su partido y luego a las fuerzas aliadas y es por ello que tanto a Nao como a Yorsinio debo hacerle las siguientes puntualizaciones.

Con respecto  a Yorsinio debo decir que todo el que me conoce sabe los afectos que desde mi juventud nos unen, pues se trata de un ser humano excepcional con el que compartí vivencias de adolescencia, acompañándole desde que tenía su ferretería en el sector Gregorio Luperón, en sus años de universidad,  en sus tiempos de amores con Rosanna, al lado de Lucrecito y sus restantes consanguíneos y por sobre todo, conociendo el esfuerzo y ejemplo de trabajo con que sus padres lo criaron, siempre él desde su PLD y yo desde mi PRD.

Esa amistad con Yorsinio es más vieja que su ingreso a la vida partidaria activa como candidato, pues a diferencia de algunos, yo prefiero poner distancia cuando mis allegados alcanzan alguna posición de poder y me encuentro disponible solo si me necesitan y de modo especial cuando han concluido funciones públicas y requieren una sonrisa sincera o una palabra de aliento que no es dada a cambio de un cargo público y es por ello que frente a las actuales aspiraciones de mi hermano Yorsinio nadie me ha visto solicitarle nada ni mucho menos a él atreverse a ofrecérmelo, pues el cariño no tiene nada que ver con sus posiciones  o cargos ni con los míos, pero de su hoja de servicio y trabajo arduo tengo las bases para hablar.

En referencia al Ingeniero Nao Mena, es bien sabido por todos que fui su más frontal adversario político, al ser yo el vocero del Licenciado César Domínguez y del PRD, entidad de la que aún soy parte activa y cuya militancia no negocio ni cambio al igual que los afectos a César. Es justo esa filiación perredeísta la que me ha llevado a no aceptar ni buscar ninguna posición pública en la actual administración que encabeza, sin que ello conlleve enemistad, pues las diferencias han sido ideológicas y jamás personales, llegando incluso a cultivar un clima de cordialidad y respeto que habla de la madurez de ambos en la diversidad.

 De las administraciones municipales que ha encabezado Mena Lozano  no tengo virtudes a resaltar ni mucho menos podría decir que han sido muestras de un desmesurado crecimiento para la población, pero esa percepción individual no nubla en nada mi discernimiento para reconocerle que  (al menos para sus adeptos), algunas obras puede exhibir y que al final estos dos dirigentes tendrán que buscar puntos de avenencias sin importar quien gane el proceso interno del PLD por la sindicatura de Esperanza.

Será justo al concluir esa elección,  que los perredeístas – de los que soy parte – nos sumaremos a la alianza  de manera institucional, pero exhibiendo los símbolos blancos en pro de alcanzar el Ayuntamiento y al llegar ese tiempo los pronunciamientos de ahora de al menos un comunicador desde el litoral de Yorsinio preguntando que si existe un hermano del actual ejecutivo con problemas de inmigración y de otro lado la campaña abierta por parte de la vocería de Mena calificando de ladrón a Muñoz, son heridas abiertas que innecesariamente están haciendo sangrar y que si no las suturan a tiempo luego podrían infectarse, por lo cual les llamo a la mesura.

Es que la lucha por una candidatura no debe ser en base a descalificar al otro, sino por el contrario, en proyectar las luces propias y en eso hay gentes del PELEDEíSMO DEL PATIO, que no ha entendido que el odio, la descalificación y el resentimiento ya no son materia de campañas proselitistas, pues al final tu peor adversario puede ser de quien más necesites cuando le ganes, pues las divergencias deben ser ideológicas y no personales, lo que hace urgente que desde ambas pre-candidaturas bajen el tono y manden a callar a UNOS CUANTOS.

Hasta unos próximos comentarios

Acerca de epcdominicanagerencia

epcdominicanagerencia

Publicaciones

Cámaras de Comercio, acuerdo gremios, empresas, perfil del egresado.Audio

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *